Consideramos que lo mas importante para lograr el equilibrio justo entre funcionalidad y estética pasa fundamentalmente por encontrar un diseño estudiado específicamente para cada cliente ya que el vestidor es un espacio muy personal.

Cada persona tiene una manera particular de guardar su ropa, así como, según su trabajo o hobbies, tiene diferente tipo de indumentaria.

También influye la zona de residencia por el tipo de ropa que se usa en cada lugar del país.

Todo esto condiciona el proyecto y debe ser tenido en cuenta para llegar a la mejor solución.

Una reunión inicial con el cliente nos permite obtener los datos necesarios para ponernos a trabajar en su proyecto, que será totalmente personalizado.

Es fundamental el aprovechamiento de los espacios disponibles para conseguir el óptimo ordenamiento y la fácil visualización de la ropa.

Creamos tu proyecto  de vestidores e interiores de placard, y presentamos tu propuesta personalizada con renders en 3D con vistas y perspectivas.